La innovación española marca el futuro neutro en carbono

16 noviembre, 2021

  • Enagás y Repsol están desarrollando de forma conjunta un proyecto de foto electrocatálisis para la producción de hidrógeno verde.
  • El proyecto es uno de los más innovadores del mundo y ya ha recibido 65 solicitudes de patentes en más de 30 países.

La innovación tecnológica se ha convertido en indispensable para alcanzar los objetivos de descarbonización en el medio y largo plazo. Son muchos los proyectos que se están llevando a cabo para hacer de nuestro mundo un lugar neutro en carbono en las próximas décadas. 

El esfuerzo de las compañías españolas es muy notable. Enagás se ha propuesto reducir al completo su huella de carbono para 2040 mediante la puesta en marcha de más de 50 medidas de eficiencia energética. Pero su contribución va más allá, promoviendo iniciativas para lograr la descarbonización global. En su cartera, un total de 55 proyectos concretos de gases renovables de la mano de más de 60 socios. 

Trabaja junto con Repsol en uno de los proyectos más innovadores hasta la fecha: el desarrollo de una nueva tecnología que permite la transformación directa de energía solar en hidrógeno renovable, a través de una planta de foto electrocatálisis. Se trata de una tecnología novedosa, ya que no necesita de electricidad externa, sólo de agua y sol.

El proyecto ya es una realidad. Se ha construido una planta piloto operativa y en producción en el centro de investigación Repsol Technology Lab, en Móstoles. Y ya se está avanzando en los planes de escalado, con la construcción de una planta demo que se pondrá en marcha en 2024 en Puertollano, con una extensión cercana a media hectárea y con una producción de 100 kg diarios de hidrógeno verde. 

La innovación tecnológica se ha convertido en indispensable para alcanzar los objetivos de descarbonización en el medio y largo plazo

En una fase posterior, prevista para 2028, se contempla la instalación de una planta, ya en fase industrial, de unas 60 hectáreas y con una producción que llegue a las 10 toneladas al día, también localizada en Puertollano.

¿En qué consiste la tecnología de fotoelectrocatálisis?

Fue Repsol Technology Lab quien comenzó en 2012 su investigación sobre la tecnología de fotoelectrocatálisis, y unos años más tarde, en 2018, Enagás se sumó al proyecto con un acuerdo que convierte a las dos compañías en copropietarias. 

Ambas compañías coinciden en que lo particular y ventajoso de esta tecnología es que simplifica el proceso de producción con respecto a la electrólisis, la opción más utilizada en la actualidad para la generación de hidrógeno verde

En la electrólisis, la energía para llevar a cabo el proceso procede del sol o del viento. Y la electricidad renovable generada es transportada a un electrolizador donde se separa la molécula del agua en hidrógeno y oxígeno.

La fotoelectrocatálisis simplifica el proceso de producción de hidrógeno verde con respecto a la electrólisis

La fotoelectrocatálisis, sin embargo, integra el proceso en un solo paso: “el dispositivo recibe directamente la radiación solar y con un material fotoactivo se generan las cargas eléctricas que provocan esa separación”, explica María Dolores Hernández, colíder del proyecto.

Para Mónica Sánchez, Coordinadora de Hidrógeno de Enagás, “es una tecnología muy disruptiva, que se enmarca en nuestra apuesta por los gases renovables, en concreto con el hidrógeno y biometano, como piezas clave para alcanzar la neutralidad en carbono que queremos conseguir a nivel europeo, y en concreto como compañía para 2040”. 

La producción competitiva y a gran escala de hidrógeno renovable para ser utilizado como fuente de energía será clave para la descarbonización. Especialmente, por sus diversas aplicaciones como fuente de energía térmica en movilidad, industria intensiva y en generación eléctrica, y porque permite la gestión y producción de energías renovables, el transporte y el almacenamiento de la energía.

La producción competitiva y a gran escala de hidrógeno renovable para ser utilizado como fuente de energía será clave para la descarbonización

Proyecto 100 % español y liderado por mujeres

El proyecto es un I+D con ADN español y al frente se encuentran un equipo de mujeres procedentes de  Enagás y Repsol. Asimismo, han colaborado en él algunos de los más punteros centros de investigación de España como el Instituto de Investigación en Energía de Cataluña (IREC), el Instituto Universitario de Electroquímica de la Universidad de Alicante y la Fundación del Hidrógeno de Aragón, así como con una ingeniería especializada en soluciones innovadoras, Magrana.

“El proyecto muestra un compromiso con la mujer investigadora y es un ejemplo claro del cambio de los últimos años en nuestro papel en grandes proyectos tecnológicos dentro del mundo de la empresa”, destaca Mónica Sánchez, que es doctora en ingeniería química.

El proyecto es un I+D con ADN español y al frente se encuentran un equipo de mujeres procedentes de  Enagás y Repsol

También cuenta desde hace unos meses con el apoyo de la Comisión Europea (CE), que ha aprobado parte de su financiación a través de los fondos europeos Innovation Fund, un estímulo para su puesta en marcha. 

La inversión hasta el momento asciende a 8 millones de euros y ambas compañías poseen la propiedad industrial de esta tecnología, lo que se ha traducido en 65 solicitudes de patentes en más de 30 países de todo el mundo, de las que ya tienen concedidas 40. Un dato, que, para Ana Martínez, Investigadora de Repsol Technology Lab y una de las líderes del proyecto, “es una muestra de la innovación que supone esta tecnología”. 

Enagás y los gases renovables

Desde Enagás son conscientes del papel esencial que puede jugar la compañía en la integración e implementación del hidrógeno renovable en el sistema energético. Hidrógeno que podrá ser transportado por la red existente para su distribución a los diferentes puntos de consumo, pudiendo de esta manera emplearse la infraestructura actual como almacenamiento energético de la generación eléctrica renovable.

“Se prevé que España, por su situación estratégica, sea uno de los futuros exportadores de hidrógeno renovable a otros mercados de Europa que no tienen ese potencial en energía solar. Aquí la infraestructura gasista será clave para transportar este gas”, apunta Mónica Sánchez.

Se prevé que España será uno de los futuros exportadores de hidrógeno renovable a otros mercados de Europa que no tienen ese potencial en energía solar

Enagás está involucrada en 55 proyectos de gases renovables (34 de hidrógeno verde y 21 de biometano).

Todos ellos cumplen unos criterios comunes: ayudar a la descarbonización, especialmente en los territorios más afectados por la transición energética; ser tractores en toda su cadena de valor; contribuir al desarrollo de la industria española; generar empleo sostenible  y tienen que llevarse a cabo en colaboración con socios.