Viaje hacia el futuro neutro en carbono

15 enero, 2020

El hidrógeno verde es una solución indispensable para acelerar el proceso de transición energética hacia un futuro neutro en carbono. Se trata del elemento más abundante de la naturaleza.

Se genera a partir de agua, en un proceso de electrólisis a través del cual el agua se descompone en hidrógeno y oxígeno gracias al aporte de energía proveniente de fuentes renovables.

El hidrógeno verde puede ser utilizado directamente o bien inyectado en la red de gasoductos, siendo múltiples sus aplicaciones: en la industria, para consumo terciario/doméstico, para generación de electricidad o bien como combustible para la movilidad.

Esta energía renovable no eléctrica permite la gestión e integración de las energías renovables eléctricas mediante la transformación de sus excedentes en hidrógeno que puede ser inyectado en la red de gasoductos (los llamados proyectos Power-to-Gas).

Además, el hidrógeno verde ayuda a descarbonizar aquellos sectores en los que la electrificación no es, a día de hoy, factible.

En la siguiente infografía os explicamos de forma visual este “viaje” del hidrógeno verde:

Hidrógeno verde